Aspectos básicos sobre seguridad familiar

Para los padres más ocupados, ofrecemos unas rápidas sugerencias sobre cómo proteger la seguridad de su familia en Internet.

  1. Habla con tu familia sobre la seguridad en Internet. Explica con claridad cuáles son las normas y las expectativas de tu familia en lo referente a la tecnología y las consecuencias de no utilizarla de forma adecuada. Y, lo que es más importante, asegúrate de que se sientan tranquilos para pedir consejo sobre lo que deben hacer si en algún momento se encuentran en una situación difícil. Así puedes ayudar a los miembros de tu familia a sentirse seguros cuando naveguen por Internet por su cuenta y a saber a quién deben acudir —a ti— cuando tengan alguna duda.
  2. Utilizad juntos la tecnología. De esa forma, tu familia puede recibir la formación necesaria sobre seguridad en Internet y tú puedes tener la oportunidad de resolver problemas de seguridad en Internet conforme vayan surgiendo.
  3. Hablad sobre los sitios y los servicios de Internet. Habla con tu familia sobre la clase de sitios que les gusta visitar y sobre lo que puede ser apropiado para cada miembro de la familia.
  4. Protege las contraseñas. Ayuda a tu familia a crear buenos hábitos con respecto a las contraseñas. Recuérdales que no deben dar sus contraseñas a nadie, excepto, quizá, a adultos de confianza, como los padres. Asegúrate de que se acostumbren a cerrar la sesión de sus cuentas online cuando usen ordenadores públicos del colegio, un cibercafé o la biblioteca.
  5. Utilizad la configuración de privacidad y los controles para compartir contenido. Hay muchos sitios en los que se pueden compartir ideas, fotos, vídeos, actualizaciones de estado y otras muchas cosas. Muchos de estos servicios ofrecen controles y opciones de configuración de privacidad que pueden ayudarte a decidir quién puede ver tu contenido antes de publicarlo. Habla con los miembros de tu familia sobre lo que deben y no deben compartir públicamente. Ayuda a tu familia a respetar la privacidad de los demás manteniendo en privado la información personal de los miembros de la familia y de los amigos y evitando identificar a las personas por su nombre en el contenido compartido públicamente.
  6. Comprobad las restricciones de edad. Muchos servicios de Internet (incluido Google) establecen restricciones en cuanto a la edad mínima que se debe tener para utilizarlos. Por ejemplo, para tener una cuenta de Google se deben cumplir unos requisitos de edad, y algunos productos de Google no se pueden utilizar si se tienen menos de 18 años. Debes comprobar siempre las condiciones de uso de cada sitio web antes de permitir que tus hijos abran una cuenta en un sitio web y explicarles claramente las normas que pueda haber en tu familia en relación con los sitios y los servicios que se pueden utilizar.
  7. Enseña a tu familia a comunicarse de una forma responsable. Esta es una buena regla: no escribas en un SMS, en un correo electrónico, en un mensaje instantáneo ni en un comentario que quieras dejar en la página de otra persona nada que no te atreverías a decir a la cara. Habla con tu familia sobre cómo puede hacer que se sientan otras personas lo que digan en Internet y ofréceles directrices familiares sobre el tipo de comunicación que puede ser adecuado.
  8. Habla con otros adultos. Saca el tema con tu familia y amigos, profesores, entrenadores y orientadores. Otros padres y profesionales que trabajen con niños pueden ser un gran recurso para ayudarte a decidir lo que le conviene a tu familia, especialmente si te enfrentas a un área tecnológica con la que no estás familiarizado.
  9. Protege tu ordenador y tu identidad. Utiliza programas antivirus y actualízalos con frecuencia. Habla con tu familia sobre el tipo de información personal —como número de la seguridad social, número de teléfono o dirección de casa— que no debe publicarse en Internet. Enseña a tu familia a no aceptar archivos ni abrir adjuntos enviados por desconocidos.
  10. No bajes la guardia. La seguridad no es un problema pasajero: la tecnología evoluciona y, con ella, las necesidades de tu familia. Asegúrate de mantener un diálogo continuo. Restablece las normas familiares a este respecto, comprueba el progreso de todos y dedica tiempo a charlar sobre el tema regularmente.

Herramientas de seguridad

Descubre las cinco funciones de seguridad principales de Google diseñadas para ayudarte a que tu familia navegue por Internet de una forma segura.

Google Play

Filtra aplicaciones según la clasificación de su contenido con el control parental

Puedes usar el control parental para restringir el contenido que se puede descargar o comprar en Google Play. Esto te ayudará a encontrar contenido adecuado para ti y para tu familia.

Más información

Abre la aplicación Play Store en tu dispositivo.

Toca el icono de menú situado en la esquina superior izquierda.

Toca Ajustes.

Toca Control parental.

Activa el control parental.

Crea un PIN.

Toca Aplicaciones y juegos.

Selecciona el nivel de madurez.

YouTube

Establece un filtro para excluir el contenido inadecuado

Si prefieres que no se muestre contenido para adultos o con restricción de edad mientras navegas por YouTube, desplázate hasta la parte inferior de cualquier página de YouTube y habilita el modo de seguridad. El modo de seguridad ayuda a evitar que aparezcan en los resultados de búsqueda contenidos que puedan ser inadecuados, vídeos relacionados, listas de reproducción, programas y películas.

Más información

Desplázate hasta la parte inferior de cualquier página de YouTube y haz clic en el menú desplegable en la sección “Seguridad”.

Selecciona la opción "Activar" o "Desactivar" para habilitar o inhabilitar el modo de seguridad.

Para bloquear esta opción, inicia sesión en tu cuenta de Google.

Una vez que hayas iniciado sesión, podrás bloquear esta opción.

Google Chrome

Controla el contenido que tu familia puede ver en la Web

Si quieres controlar los sitios a los que puede acceder tu familia en Internet, selecciona Habilitar usuarios supervisados en Google Chrome. Esta función te permite ver las páginas que ha visitado un usuario y bloquear los sitios a los que no quieres que acceda.

Más información

Para configurar un usuario supervisado en tu Chromebook, haz clic en "Añadir usuario" en la pagina de inicio de sesión principal.

En la parte derecha de la pantalla, selecciona "Crea un usuario supervisado".

Haz clic en "Crear usuario supervisado".

Inicia sesión en la cuenta que se encargará de la administración del usuario supervisado y haz clic en "Siguiente".

Selecciona un nombre de usuario, una contraseña y una imagen para el usuario supervisado. Haz clic en "Siguiente".

Android

Limita el acceso a aplicaciones y juegos aprobados

¿Quieres compartir tu tablet sin compartir todo tu contenido? En tablets con Android 4.3 y versiones superiores, puedes crear perfiles restringidos que limiten el acceso de otros usuarios a funciones y contenido de tu tablet.

Más información

Si eres el propietario del tablet, toca Ajustes → Usuarios → Añadir usuario o perfil.

Toca Perfil limitado → Perfil nuevo y escribe un nombre.

Utiliza la opción Sí/No y los ajustes para administrar el acceso a las funciones, a la configuración y a las aplicaciones.

Pulsa el botón de encendido para volver a la pantalla de bloqueo y, a continuación, toca el icono de nuevo perfil.

Una vez que esté todo configurado, la pantalla de inicio se mostrará vacía. Toca el icono del menú de aplicaciones para empezar con el nuevo perfil.

Ver más herramientas de seguridad