Búsqueda Imágenes Maps Play YouTube Noticias Gmail Drive Más »
Iniciar sesión
Usuarios de lectores de pantalla: deben hacer clic en este enlace para utilizar el modo de accesibilidad. Este modo tiene las mismas funciones esenciales pero funciona mejor con el lector.

Patentes

  1. Búsqueda avanzada de patentes
Número de publicaciónWO2014072555 A1
Tipo de publicaciónSolicitud
Número de solicitudPCT/ES2013/070762
Fecha de publicación15 May 2014
Fecha de presentación5 Nov 2013
Fecha de prioridad6 Nov 2012
Número de publicaciónPCT/2013/70762, PCT/ES/13/070762, PCT/ES/13/70762, PCT/ES/2013/070762, PCT/ES/2013/70762, PCT/ES13/070762, PCT/ES13/70762, PCT/ES13070762, PCT/ES1370762, PCT/ES2013/070762, PCT/ES2013/70762, PCT/ES2013070762, PCT/ES201370762, WO 2014/072555 A1, WO 2014072555 A1, WO 2014072555A1, WO-A1-2014072555, WO2014/072555A1, WO2014072555 A1, WO2014072555A1
InventoresFERNÁNDEZ Juan Manuel ROJAS, HERNÁNDEZ Ángel PULIDO, PARRA Pablo GARCÍA, PALAZÓN Luis SÁNCHEZ
SolicitanteFundación Pública Andaluza Progreso Y Salud, Servicio Andaluz De Salud
Exportar citaBiBTeX, EndNote, RefMan
Enlaces externos:  Patentscope, Espacenet
Pinza quirúrgica para la aproximación y reducción de fragmentos óseos
WO 2014072555 A1
Resumen
Pinza quirúrgica para la aproximación y reducción de fragmentos óseos que comprende unos brazos de desplazamiento en paralelo dotados de guías para la introducción de agujas de osteosíntesis.
Reclamaciones  (El texto procesado por OCR puede contener errores)
REIVINDICACIONES
1. Pinza (1) quirúrgica para la aproximación y reducción de fragmentos óseos, caracterizada porque comprende:
una primera rama (2a) y una segunda rama (2b) conectadas por unos medios de compresión (3) adecuados para permitir el acercamiento o separación de dichas ramas (2a, 2b) a lo largo de una dirección rectilínea (E);
donde un extremo distal de la primera rama (2a) comprende una cánula (4a) de entrada y un extremo distal de la segunda rama (2b) comprende una cánula (4b) de salida, estando ambas cánulas (4a, 4b) orientadas según dicha dirección rectilínea (E).
2. Pinza (1) quirúrgica de acuerdo con la reivindicación 1 , donde los medios de compresión (3) comprenden al menos un vástago (3a) paralelo a la dirección rectilínea (E) que está roscado a una primera rama (2a), y sujeto, pero con libertad de giro, a una segunda rama (2b).
3. Pinza (1) quirúrgica de acuerdo con la reivindicación 1 , donde los medios de compresión (3) comprenden al menos un vástago (3b) paralelo a la dirección rectilínea (E), dotado de dientes de carraca que sobresale de una de las ramas (2a), y un orificio correspondiente ubicado en la otra rama (2b) para recibir dicho vástago (3b).
4. Pinza (1) quirúrgica de acuerdo con cualquiera de las reivindicaciones 2-3, donde los medios de compresión (3) además comprenden al menos un medio de guía (3c) paralelo a la dirección rectilínea (E) dispuesto entre la primera rama (2a) y la segunda rama (2b).
5. Pinza (1) quirúrgica de acuerdo con la reivindicación 4, donde el medio de guía (3c) comprende un émbolo fijado a una rama (2b) y un cilindro hueco configurado para recibir dicho émbolo fijado a la otra rama (2a), estando ambos dispuestos en paralelo a la dirección rectilínea (E).
6. Pinza (1) quirúrgica de acuerdo la reivindicación 5, donde el émbolo del medio de guía (3c) comprende una escala milimetrada que, en combinación con el cilindro hueco correspondiente, indica la distancia existente entre los extremos interiores de las cánulas (4a, 4b).
7. Pinza (1) quirúrgica de acuerdo con cualquiera de las reivindicaciones anteriores, donde los extremos interiores de las cánulas (4a, 4b) comprenden un dentado para clavar dichas cánulas (4a, 4b) en los fragmentos óseos.
8. Pinza (1) quirúrgica de acuerdo con cualquiera de las reivindicaciones anteriores, donde la longitud de la cánula (4a) de entrada es mayor que la longitud de la cánula (4b) de salida.
9. Pinza (1) quirúrgica de acuerdo con cualquiera de las reivindicaciones anteriores, donde el diámetro interior de la cánula (4b) de salida es mayor que el diámetro interior de la cánula (4a) de entrada.
10. Pinza (1) quirúrgica de acuerdo con cualquiera de las reivindicaciones anteriores, donde las ramas (2a, 2b) tienen una forma esencialmente recta perpendicular la dirección rectilínea (E).
1 1. Pinza (1) quirúrgica de acuerdo con cualquiera de las reivindicaciones anteriores, donde los extremos proximales de la primera (2a) y la segunda rama (2b) comprenden sendos ojales (5a, 5b) de tamaño diferente para acomodarse al pulgar y el índice de un usuario.
12. Pinza (1) quirúrgica de acuerdo con cualquiera de las reivindicaciones anteriores, donde los extremos interiores de las cánulas (4a, 4b) están roscados interiormente.
13. Pinza (1) quirúrgica de acuerdo con cualquiera de las reivindicaciones anteriores, donde la primera rama (2a) comprende un extremo distal adicional que comprende una cánula (4a') de entrada adicional, y la segunda rama (2b) comprende un extremo distal adicional que comprende una cánula (4b') de salida adicional.
14. Conjunto de partes para la aproximación y reducción de fragmentos óseos, caracterizado porque comprende:
- una pinza (1) quirúrgica de acuerdo con cualquiera de las reivindicaciones 1-13;
- una aguja de Kirschner (7); y
- un tornillo canulado (8).
15. Conjunto de partes de acuerdo con la reivindicación 14, que además comprende un introductor (6).
Descripción  (El texto procesado por OCR puede contener errores)

PINZA QUIRÚRGICA PARA LA APROXIMACIÓN Y REDUCCIÓN DE

FRAGMENTOS ÓSEOS

OBJETO DE LA INVENCIÓN

La invención se enmarca dentro del campo de la medicina, y más particularmente dentro del campo de los dispositivos empleados para la reducción de fragmentos óseos en cirugía traumatológica. El objeto de la invención es una pinza quirúrgica para la aproximación y reducción de fragmentos óseos que comprende unos brazos de desplazamiento en paralelo dotados de guías para la introducción de agujas de osteosíntesis.

ANTECEDENTES DE LA INVENCIÓN

Las fracturas de rótula, que representan un 0,5-1 ,5% del total de las fracturas, son el resultado, en la mayoría de los casos, de un traumatismo directo sobre la rodilla en pacientes con edades comprendidas entre los 30 y 60 años. El tratamiento quirúrgico convencional de las fracturas de rótula en particular, y de la mayoría de las fracturas desplazadas en general, requiere una amplia exposición del campo quirúrgico, lo que obliga a realizar grandes incisiones. Estos amplios abordajes condicionan una recuperación funcional más lenta y tórpida, aumentando considerablemente la morbilidad del paciente, lo que puede llegar a interferir en la evolución y consolidación de la propia fractura originaria. Por esta razón la tendencia de las últimas décadas en cirugía ortopédica y traumatología es hacia técnicas mínimamente invasivas y cirugías percutáneas.

En el caso concreto del tratamiento quirúrgico de las fracturas de rótula, la reducción abierta y fijación interna, representa actualmente el tratamiento de elección. Existen dos técnicas quirúrgicas fundamentales para realizar dicha cirugía: a) Osteosíntesis con agujas y cerclaje de alambre como bandas de tensión.

Se trata del método de elección para el tratamiento quirúrgico de las fracturas de rótula. El abordaje quirúrgico consiste en la realización de una incisión longitudinal en la cara anterior de la rodilla afectada, proporcionando así una excelente visión de la rótula, del aparato extensor proximal y distal, y de la articulación si fuera preciso. A continuación, una vez aproximados los fragmentos de la fractura utilizando una pinza de reducción, se introducen 2 agujas de Kirschner de 2 mm de diámetro longitudinalmente desde proximal a distal. Por último, se coloca un cerclaje de alambre en obenque que se apoya en los 4 extremos de las dos agujas, cruzándose en la porción media a modo de bandas de tensión. Acto seguido se doblan los extremos de las agujas para evitar que se suelte el alambre, y se cortan los extremos de las mismas hasta dejar una longitud de agujas que puedan ser enterradas bajo la piel.

Osteosíntesis percutánea con tornillos canulados.

Este procedimiento consiste en reducir los fragmentos de la fractura de forma percutánea, sin grandes incisiones, utilizando las mismas pinzas de reducción que las utilizadas en la técnica abierta. Una vez reducida la fractura (lo que se comprueba mediante visión artroscópica o control de RX), se procede a introducir longitudinalmente dos agujas de Kirschner que servirán de guía para la introducción de tornillos canulados definitivos.

Esta técnica mínimamente invasiva ofrece grandes ventajas en cuando a lo que complicaciones post-operatorias se refiere. Sin embargo, se practica sólo en un pequeño porcentaje de los casos debido a que resulta muy complicado evitar errores de colocación de las agujas durante el procedimiento.

Por un lado las partes blandas (tendón cuadricipital, rotuliano, tejido adiposo, etc.) condicionan la correcta entrada y salida de las agujas por los extremos de la patela, produciéndose en muchos casos una salida intra-articular de las mismas, o por el contrario, en la cara externa de la rótula, lo que puede provocar una menor estabilidad del sistema de fijación, así como mayor riesgo de re-fractura o falta de consolidación.

Por otro lado, se da una escasa precisión a la hora de aproximar fragmentos óseos en la configuración de las pinzas que se utilizan actualmente para ese propósito, de las cuales se muestra un ejemplo en la Fig. 1. Estas pinzas tienen unos extremos que se cierran mediante un movimiento de tijera, es decir, las dos partes móviles que componen las pinzas actuales pivotan alrededor de un eje que las une. Sin embargo, este movimiento provoca que los extremos de la pinza formen ángulos entre sí que van variando a medida que uno se acerca al otro, lo cual resta precisión al proceso de acercamiento de los fragmentos óseos. Esta configuración también impide utilizar sus extremos para el guiado de taladros, agujas o tornillos, pues no se podría asegurar que los dos extremos estuviesen alineados en el mismo eje.

DESCRIPCIÓN DE LA INVENCIÓN

La presente invención describe una novedosa pinza quirúrgica cuyas ramas no se desplazan girando alrededor de un eje de giro, como las pinzas de la técnica anterior, sino que se desplazan siguiendo una línea recta. Además, los extremos de las ramas están dotados de cánulas para la introducción de agujas de Kirschner, que servirán de guía para los tornillos canulados definitivos. Estas características permiten aumentar considerablemente la precisión durante la operación de reducción de la fractura, así como durante la introducción de las agujas de Kirschner, haciendo que el procedimiento de osteosíntesis percutánea descrito anteriormente se pueda llevar a cabo con garantías de éxito. La pinza de la invención es aplicable para la aproximación y reducción fracturas de cualquier tipo, aunque es especialmente adecuada para fracturas de rótula. Un primer aspecto de la presente invención, por tanto, describe una pinza quirúrgica para la aproximación y reducción de fragmentos óseos que comprende una primera rama y una segunda rama conectadas por unos medios de compresión adecuados para permitir el acercamiento o separación de dichas ramas a lo largo de una dirección rectilínea, y donde un extremo distal de la primera rama comprende una cánula de entrada y un extremo distal de la segunda rama comprende una cánula de salida, estando ambas cánulas orientadas según dicha dirección rectilínea.

En principio, los medios de compresión pueden configurarse de diversos modos, siempre que cumplan la función de permitir un desplazamiento rectilíneo de las ramas de la pinza en lugar del desplazamiento giratorio de las pinzas de la técnica anterior. Sin embargo, en la presente solicitud se describen dos realizaciones particulares concretas. Según una realización particular, los medios de compresión comprenden al menos un vástago roscado paralelo a la dirección rectilínea que está roscado a una rama y sujeto, pero con libertad de giro, a la otra. Así, bastaría con roscar y desenroscar este vástago para provocar el acercamiento o alejamiento de las ramas de la pinza a lo largo del vástago, y en consecuencia según la dirección rectilínea definida anteriormente.

En otra realización particular, los medios de compresión comprenden al menos un vástago que sobresale de una de las ramas en paralelo a la dirección rectilínea y dotado de dientes de carraca, y un correspondiente orificio ubicado en la otra rama para recibir dicho vástago. De ese modo, las ramas se pueden acercar o alejar comprimiendo manualmente a "saltos" o "pasos" correspondientes a la distancia entre los dientes de la carraca.

Preferentemente, los medios de compresión comprenden además un medio de guía paralelo a la dirección rectilínea dispuesto entre la primera y la segunda ramas para asegurar que no se producen desviaciones de la dirección rectilínea de desplazamiento de las mismas. Por ejemplo, puede tratarse de un émbolo fijado a una rama y un cilindro hueco configurado para recibir dicho émbolo fijado a la otra rama, estando ambos dispuestos en paralelo a la dirección rectilínea.

Con relación a las cánulas, como se ha descrito, están dispuestas en las puntas o extremos distales de los brazos, alineadas según una recta paralela a la dirección de desplazamiento. Así, cuando los brazos se acercan el uno al otro, las extremos de las cánulas destinados al contacto con el hueso se acercan a lo largo de una línea recta manteniendo siempre una perfecta alineación, de modo que es posible introducir una aguja de Kirschner por la cánula de entrada y hacerla salir por la cánula de salida. De esta forma se consigue, una vez reducida la fractura, controlar los puntos de entrada y salida de las agujas, que servirá de guía para implantar los tornillos canulados definitivos. Una vez situadas las agujas, podemos retirar la pinza e introducir los tornillos canulados. Los tornillos canulados poseen un agujero en toda su longitud que permite ensartarlos en las agujas Kirschner de modo que su avance en la estructura ósea sea siempre conducido por las agujas. Una vez situado el tornillo en su posición definitiva, se extrae la aguja Kirscher. Con el método propuesto, la pinza objeto de invención, además de reducir con más precisión los fragmentos, permite el guiado de las agujas y a su vez éstas guían los tornillos canulados. Se evita así los inconvenientes de este paso quirúrgico mediante la técnica convencional: empleo de más tiempo y más errores de colocación por falta de precisión en el guiado.

En este documento, se entiende que los extremos "interiores" de las cánulas son aquellos que durante el uso normal de la pinza entrarán en contacto con los fragmentos óseos. Por ello, los extremos interiores de las cánulas preferentemente comprenden un dentado para clavar las cánulas en los fragmentos óseos, ayudando así a fijar su posición tanto durante la reducción de la fractura como durante la operación de introducción de las agujas guías de Kirschner.

Además, preferentemente la longitud de la cánula de entrada es mayor que la longitud de la cánula de salida. De ese modo, se consigue guiar con mayor precisión la aguja de Kirschner durante su introducción en el hueso para evitar que pueda doblarse o desviarse, asegurándose en la medida de lo posible que el punto de salida coincida con la abertura correspondiente del extremo interior de la cánula de salida. También para facilitar la introducción de la aguja de Kirschner, preferentemente la cánula de salida tiene a su vez un diámetro interior mayor que el diámetro interior de la cánula de entrada.

En principio, las ramas de la pinza de la invención pueden tener diversas formas, siempre que las cánulas se desplacen una en dirección a la otra a lo largo de una línea recta. Igualmente, la orientación relativa de las cánulas con relación a las pinzas también podría variar siempre y cuando dicha orientación fuese paralela a la dirección de desplazamiento. Siendo esas restricciones de obligado cumplimiento, podrían idearse pinzas de diversas formas adaptadas para su uso en diferentes zonas del cuerpo. Sin embargo, en una realización preferida de la invención las ramas tienen una forma esencialmente recta y son perpendiculares la dirección rectilínea. En este documento, el término "esencialmente recto" hace referencia a una forma que, aunque puede tener pequeños rebordes, escalones, etc., en general sigue una línea recta.

Además, los extremos proximales de la primera y la segunda ramas de la pinza de la invención pueden tener ojales de tamaño diferente para acomodarse al pulgar y el índice de un usuario.

En otra realización preferida de la invención, las cánulas presentan un roscado en su extremo interior. Esto permite el acoplamiento previo de un introductor o reductor punzante roscado por cada cánula para perforar y atravesar las partes blandas que rodean a la estructura ósea rotuliana. Una vez en contacto con el hueso, se desenroscan los introductores, permitiendo, tras otra pequeña aproximación de las ramas de la pinza, que los extremos dentados de las cánulas puedan tener un contacto directo con el hueso, sin partes blandas interpuestas.

Por último, cada rama puede tener más de un extremo distal, cada uno con su correspondiente cánula de entrada o salida. Esto permite la introducción de dos o más agujas de Kirschner o tornillos canulados en aquellos casos en que sea necesaria una mayor estabilidad. En otras palabras, la primera rama puede comprender un extremo distal adicional paralelo al extremo distal descrito anteriormente, que comprende una cánula de entrada adicional, y la segunda rama puede comprender un extremo distal adicional paralelo al extremo distal descrito anteriormente, que comprende una cánula de salida adicional. Esta novedosa pinza permite realizar el procedimiento de osteosíntesis percutánea descrito anteriormente evitando todos los inconvenientes inherentes al uso de las pinzas de la técnica anterior. Así, en primer lugar se procede a reducir la fractura acercando los fragmentos óseos paralelamente uno al otro. Para ello, se abre la pinza y se coloca de tal modo que los extremos interiores de las cánulas se acoplen a los dos fragmentos óseos y, a continuación, se procede a cerrar la pinza utilizando los medios de compresión descritos, aproximando los fragmentos desplazados de forma paralela, sin bascular. Opcionalmente, en esta operación se pueden utilizar introductores o reductores para atravesar las partes blandas que rodean el fragmento óseo. Una vez reducida correctamente la fractura, se introduce una aguja de Kirschner a través de la cánula de entrada y se hace avanzar la misma de manera que atraviese ambos fragmentos óseos. Se realiza el mismo procedimiento a través de las cánulas paralelas, en caso de que se utilicen, y se calcula la longitud de los tornillos definitivos. Esto puede hacerse, por ejemplo, gracias a unos medios de medida opcionales calibrados en mm. que puede incluir la pinza, y que se describen con detalle más adelante. Posteriormente, se retira la pinza de la invención, manteniendo la guía de Kirschner introducida en ellos fragmentos óseos para que sirvan de guía en la colocación de los tornillos canulados definitivos. Una vez situados éstos, se retiran las agujas Kirschner.

Un segundo aspecto de la invención describe un conjunto de partes que incluye todas las piezas e instrumentos necesarios fundamentales para llevar a cabo la aproximación y reducción de fragmentos óseos. Este conjunto de partes comprende una pinza como la descrita anteriormente, al menos una aguja de Kirschner, al menos un tornillo canulado, y, preferentemente, al menos un introductor.

BREVE DESCRIPCIÓN DE LAS FIGURAS La Fig. 1 muestra una pinza convencional de acuerdo con la técnica anterior.

La Fig. 2 muestra una pinza con carraca y ramas simples de acuerdo con la presente invención.

La Fig. 3 muestra una pinza con vástago roscado y ramas simples de acuerdo con la presente invención.

La Fig. 4 muestra una pinza con carraca y ramas dobles de acuerdo con la presente invención. La Fig. 5 muestra una pinza con vástago roscado y ramas dobles de acuerdo con la presente invención.

Las Figs. 6a-6e muestran los pasos de un procedimiento de osteosíntesis percutánea llevado a cabo empleando un ejemplo de la pinza de la invención. REALIZACIÓN PREFERIDA DE LA INVENCIÓN

Se describe a continuación un ejemplo de pinza (1) quirúrgica de acuerdo con la presente invención haciendo referencia a las figuras adjuntas que se refieren concretamente a una pinza (1) para la reducción de fracturas de rótula, aunque como se ha mencionado anteriormente la pinza (1) de la invención es potencialmente apta para la reducción de otros tipos de fracturas.

En esta descripción, los términos "proximal" y "distal" tienen el significado habitual en este campo de la técnica relativa a instrumentos quirúrgicos; es decir, "proximal" hace referencia al lado de un elemento situado más cerca de la persona que maneja el instrumento, mientras que "distal" hace referencia al lado del elemento situado más lejos de la misma. En primer lugar, la Fig. 1 muestra un ejemplo de pinza (100) de acuerdo con la técnica anterior. Se observa que esta pinza (100) tiene dos ramas (102a, 102b) que rotan alrededor de un eje (101), de tal modo que durante la apertura y cierre de la pinza (100) los extremos distales de las ramas (102a, 102b) se desplazan siguiendo una línea circular. Por ese motivo, resulta complicado, por un lado, reposicionar de un modo preciso dos fragmentos óseos inicialmente desplazados por la fractura, y por otro lado introducir una aguja de Kirschner (7) o similar con una orientación adecuada, ya que esto depende exclusivamente de la pericia del cirujano.

Las Figs. 2-5, por otro lado, muestran sendos ejemplos de pinza (1) quirúrgica de acuerdo con la invención. Más concretamente, se observa en la Fig. 2 una pinza (1) quirúrgica que tiene una primera rama (2a) y una segunda rama (2b). El extremo distal de la primera rama (2a) tiene una cánula de entrada (4a) que está alineada con la cánula de salida (4b) situada en el extremo distal de la segunda rama (2b), ambas en paralelo a la dirección (E). Además, la pinza (1) tiene unos medios de compresión (3), que en este ejemplo están constituidos por un vástago (3b) dotado de unos dientes de carraca que sobresale de la segunda rama (2b) y que pasa a través de un orificio de la primera rama (2a). Además, un par de medios de guía (3c) conectan la primera rama (2a) y la segunda rama (2b) para asegurar que el desplazamiento durante la apertura y cierre de la pinza (1) sea rectilíneo a lo largo de la dirección (E). Más concretamente, los medios de guía (3c) de este ejemplo están básicamente constituidos por un par de émbolos rectos paralelos a la dirección (E) que sobresalen de la segunda rama (2b) y que entran dentro de unos salientes cilindricos huecos que sobresalen de la primera rama (2a) también en paralelo a la dirección (E), de tal manera que durante el desplazamiento de las ramas (2a, 2b), al estar los vástagos dentro de los cilindros, el desplazamiento de las ramas (2a, 2b) queda restringido a un movimiento según la dirección rectilínea (E).

En este ejemplo, la pinza (1) comprende además unos medios de medida que indican la distancia (d) existente entre los extremos interiores de las cánulas (4a, 4b), dando así una indicación al cirujano acerca de la longitud de la rótula reducida, y por tanto de la medida que deberán tener los tornillos canulados (8) definitivos. Por ejemplo, los medios de medida pueden estar integrados en el émbolo interno de los medios de guía (3c) en forma de escala milimetrada, de modo que la marca de la escala de dichos émbolos que queda inmediatamente fuera de los correspondientes salientes cilindricos huecos indica la distancia mencionada.

Nótese que el conocimiento de la medida exacta de la rótula una vez reducida es extremadamente importante. El motivo es que, de manera general, la mayor parte de la resistencia de un hueso se encuentra en las zonas cercanas a su superficie exterior, siendo su interior mucho menos resistente. Por tanto, la elección de un tornillo canulado (8) definitivo demasiado corto puede tener como consecuencia un unión poco estable de los fragmentos óseos. La escala milimetrada utilizada en la pinza (1) de la invención permite al cirujano ajusfar con precisión la longitud del tornillo (8) definitivo a la longitud del fragmento óseo, evitándose potenciales problemas en el futuro.

Se aprecia también cómo las ramas (2a, 2b) de la pinza (1) de las Fig. 2-3 son esencialmente rectas y perpendiculares a la dirección (E) de desplazamiento, aunque pueden tener su extremo distal curvado para dar cabida a las partes blandas que hay alrededor de la rótula, como se aprecia en la realización de las Figs. 4-5, por ejemplo.

El extremo proximal de las ramas (2a, 2b) presenta sendos ojales (5a, 5b), siendo el ojal (5b) de la segunda rama (2b) mayor que el ojal (5a) de la primera rama (2a) con el objeto de facilitar un agarre más cómodo por parte del cirujano. Así, éste puede sujetar la pinza (1) a través de los ojales (5a, 5b) y acercar manualmente las ramas (2a, 2b) una a la otra para reducir la fractura. Los dientes de la carraca del vástago (3b) irían pasando por el interior del orificio de la primera rama (2a), impidiendo que la pinza (1) se abra debido a la propia resistencia de los tejidos y los fragmentos óseos. Una vez terminado el procedimiento, el cirujano puede abrirla accionando el extremo del vástago (3b) para desenganchar los dientes de la carraca y permitir el paso del vástago (3b) libremente a través del orificio de la primera rama (2a).

Se aprecia también en esta Fig. 2 cómo la cánula de entrada (4a) es más larga que la cánula de salida (4b), y además la cánula de salida (4b) tiene un diámetro interior mayor que el de la cánula de entrada (4a). Estas características facilitan la introducción de una aguja de Kirschner (7), ya que la mayor longitud de la cánula de entrada (4a) tiene el objeto de permitir un guiado más preciso, mientras que el mayor diámetro interior de la cánula de salida (4b) facilita que la aguja de Kirschner (7) entre a través del orificio del extremo interior de dicha cánula de salida (4b) después de haber atravesado los fragmentos óseos correspondientes. Adicionalmente, los extremos interiores de las cánulas (4a, 4b) presentan un dentado para facilitar su agarre a la superficie de los fragmentos óseos y evitar que deslicen durante el procedimiento. La Fig. 3 muestra una pinza (1) similar a la de la Fig. 2, aunque en este caso los medios de compresión (3) comprenden un vástago o barra (3a) dotada de una rosca y que está roscada a una rama (2a), y sujeta, pero con libertad de giro, a la otra rama (2b), además de un par de medios de guía (3c) similares a los descritos con relación a la Fig. 2. Así, el usuario sólo tiene que hacer girar manualmente una rueda engranada a la barra roscada (3a), y el resultado es el acercamiento o alejamiento de los brazos (2a, 2b), y por tanto también de las cánulas (4a, 4b), a lo largo de la dirección rectilínea (E).

Las Figs. 4 y 5 muestran respectivamente dos ejemplos de pinzas (1) similares a las mostradas en las Figs. 2 y 3, excepto por el hecho de que cada rama (2a, 2b) está dotada de dos extremos distales paralelos, cada uno de los cuales tiene una cánula (4a, 4a', 4b, 4b'). Estas pinzas están pensadas para casos en que sea necesaria una sujeción más firme de los fragmentos óseos, o bien cuando se requiera la introducción de más de una aguja de Kirschner (7) o tornillo (8). Como se ha comentado anteriormente, se observa cómo los extremos de las ramas (2a, 2b) están curvados para acomodar las partes blandas alrededor de la rótula.

Se aprecia también en las figuras cómo es posible introducir a través de ambas cánulas (4a, 4b) un par de reductores o introductores (6) puntiagudos roscados para perforar las partes blandas y ajusfar la pinza (1) al hueso sin tejido musculotendinoso interpuesto. Estos introductores (6) se roscan a una porción roscada de los extremos interiores de las cánulas (4a, 4b) para facilitar la perforación del tejido que rodea la rótula hasta conseguir que los extremos interiores de las cánulas (4a, 4b) contacten con el hueso, momento en que los introductores (6) se desenroscan y retiran.

Las Figs. 6a-6e muestran un ejemplo de uso de la pinza (1) para un procedimiento de osteosíntesis percutánea en una fractura de rótula. En la Fig. 6a la pinza (1) está en una posición inicial donde el cirujano ya la ha situado de modo que los extremos interiores de las cánulas (4a, 4b) están situados en la zona adecuada de los fragmentos óseos que se van a aproximar. A continuación, el cirujano sólo tiene que, a la vez que sujeta la pinza con la mano por medio de los ojales (5a, 5b), hacer girar el vástago (3a) por medio de la rueda de accionamiento que dicho vástago (3a) tiene en su extremo superior. El efecto del giro del vástago (3a), al estar roscado a la primera rama (2a) y sujeta, pero con libertad de giro, a la segunda rama (2b), y al no permitir los medios de guía (3c) ningún giro relativo entre ellas, es el acercamiento de las ramas (2a, 2b) según la dirección (E). Como consecuencia, los fragmentos óseos se aproximan también según una línea recta hasta llegar a la situación de la Fig. 6b. En este paso se pueden utilizar introductores (6), como se ha descrito anteriormente. Una vez reducidos correctamente los fragmentos óseos, se extraen los introductores (6) y se introducen la aguja de Kirschner (7), a través del extremo proximal de la cánula (4a) de entrada, comprobando que entra por el extremo interior de la cánula (4b) de salida después de haber atravesado los fragmentos de la rótula. La Fig. 6c muestra la situación en que la aguja de Kirschner (7) ha sido ya introducida.

Acto seguido se obtiene la longitud que existe entre ambos extremos de la rótula según la indicación de la escala milimetrada dispuesta en el émbolo de los medios de guía (3c), según lo explicado anteriormente. Esta escala milimetrada se ha representado en el detalle situado a en la parte inferior izquierda de la Fig. 6c. A continuación, se retira la pinza (1), quedando únicamente implantada la aguja de Kirchsner (7), que reduce y estabiliza temporalmente los fragmentos fracturados. Seguidamente, se terraja el orificio alrededor de la aguja de Kirschner (7) con una broca canulada y se introduce a través de la aguja un tornillo canulado (8) de una longitud acorde con la que marcaba la escala milimetrada. Por último, se retira la aguja (7), quedando realizada la osteosíntesis definitiva.

Citas de patentes
Patente citada Fecha de presentación Fecha de publicación Solicitante Título
WO2006126167A2 *23 May 200630 Nov 2006Synthes GmbhPelvic clamp
WO2007148953A1 *21 May 200727 Dic 2007ORTEGA BLANCO, José AdánSistema de osteosintesis percutaneo patelar aplicable a fracturas de rotula desplazada de la rodilla
WO2011019259A1 *14 Ago 200917 Feb 2011ORTEGA BLANCO, José AdánReductores intra- extra- articulares para osteosintesis percutánea patelar
DE102007008918A1 *23 Feb 200728 Ago 2008Johann Heinz WaldrichCarpus-Zielzange mit integrierter axial-zentrischer Bohrführung nach Professor Krimmer
US20060247645 *29 Abr 20052 Nov 2006Wilcox Bryan SOrthopedic instrument
US20060247649 *29 Abr 20052 Nov 2006Alan RezachInstrument for compression or distraction
Clasificaciones
Clasificación internacionalA61B17/58, A61B17/90, A61B17/88, A61B17/66
Clasificación cooperativaA61B17/8866
Eventos legales
FechaCódigoEventoDescripción
9 Jul 2014121Ep: the epo has been informed by wipo that ep was designated in this application
Ref document number: 13853949
Country of ref document: EP
Kind code of ref document: A1
6 May 2015NENPNon-entry into the national phase in:
Ref country code: DE
2 Dic 2015122Ep: pct app. not ent. europ. phase
Ref document number: 13853949
Country of ref document: EP
Kind code of ref document: A1